¿Qué es la Plagiocefalia?

Descripción de la Plagiocefalia:

La plagiocefalia posicional ó postural es una deformidad de la cabeza producida por una postura determinada que actúa modificando la forma de la cabeza del niño. La mayoría de los lactantes con plagiocefalia tienen como causa común una tortícolis muscular congénita o la costumbre de dormir habitualmente sobre el mismo lado (posición invariable boca arriba con el giro de cabeza hacia el mismo lado). El control muscular de la cabeza se adquiere alrededor de los 3 meses de edad. Por eso es muy importante ayudar al lactante a cambiar de posturas para evitar deformidades por exceso de presión.

Tratamiento:
El tratamiento más eficaz es la prevención, que unida a la detección precoz, son la garantía del éxito para el manejo de estas deformidades posturales. Las principales medidas que se deben tomar es la corrección de la posición de la cabeza del niño cuando esté acostado y colocar la cuna del bebé en una posición que le obligue a “rotar la cabeza hacia el lado contrario de la parte aplanada de la cabeza” cuando haya cualquier punto de atención dentro de la habitación. Si existe tortícolis, el tratamiento es fisioterapia, ejercicios de estiramiento de los músculos del cuello. Con estas medidas, los pediatras estiman que el problema se corrige en 2 ó 3 meses. Si no dieran resultado, el médico puede aconsejar el uso de bandas o cascos, a manera de ortesis craneal. En general, solo en los casos más graves el profesional ha de recomendar la consulta con un neurocirujano.

Estadística Plagiocefalia:
Desde que en los años 90 se generalizó la recomendación de poner a los bebés a dormir boca arriba, las muertes súbitas del lactante se han reducido en más de un 50%. Sin embargo, la práctica también ha llevado aparejado un efecto secundario: el aumento de los casos de deformidad craneal de origen postural. El cráneo de los bebés es muy maleable, por lo que una presión constante, como la que genera pasar mucho tiempo en la misma posición, puede producir aplanamientos simétricos o asimétricos en la cabeza.

Consejos previsión Plagiocefalia:
Utiliza un colchón adecuado para prevenirla, que deje cambiar fácilmente los puntos de apoyo y que transmita la mínima presión sobre el bebé.
El bebé debe dormir en un colchón firme, que no se hunda y a su vez, que no sea duro.
Realizar continuos cambios posturales, en cada toma, cada vez que lo acuestes, intentando que los estímulos le lleguen cada vez por un lado.
practica el porteo.
Juega mucho con tu bebé boca abajo.
Visita en sus primeras semanas de vida a un profesional fisioterapeuta, osteópata especializado en bebés.
Observa su cabeza, si ves cualquier anomalía, ponte en contacto con tú médico especialista.

El Colchón idóneo para la prevención y corrección de la Plagiocefalia:

¿Cómo debería ser el colchón ideal para tu bebé para la prevención de la plagiocefalia?.
Debe conseguir el equilibrio entre la firmeza del colchón y el hundimiento que le provoca el peso del bebé. Nuestro diseño del núcleo (formado por diferentes estructuras piramidales), permite una transición natural del vientre materno al colchón gracias a la mínima presión que este ejerce sobre el bebé en los puntos de apoyo y cambios constantes de dichos puntos (reducción de presión de un 50%).
También previene de riesgos exógenos asociados al SMSL, como la disipación de CO2 gracias a sus canales de ventilación, o el exceso de temperatura.
Todos nuestros modelos han sido testados en los laboratorios AIDIMME, consiguiendo los mejores resultados que se han realizado hasta la fecha sobre colchones de bebé en cuanto a hundimiento y presión en el mismo. Nuestros colchones transmiten hasta un 50% menos de presión que cualquier colchón de alta gama del mercado.